viernes, abril 28, 2006

Te doy Gracias Señor por darme la oportunida de arreglar mi cama hoy

Dias atrás alquile la pelicula "Million Dollar Baby" de Clint Eastwood. No soy fanática del Boxeo ya que pienso que un deporte que causa daño al cuerpo humano no deberia ser considerado deporte. Pero igual, tenia la curiosidad de ver porque esta pelicula gano un Oscar.

Estaba interesante y el final tuvo un giro bastante no convencional. Mas que una pelicula de Boxeo era una pelicula que trataba de vivir la vida plenamente y luchar por lo que quieres para que cuando llegue el final de tus dias puedas irte tranquilo al ver que lograstes tus sueños.

La eutanasia es un tema muy delicado y asi mismo lo trata la pelicula. No juzga la eutanasia como algo bueno o malo. Simplemente lo deja al pensamiento del espectador al darle los pros y contras.

Uno de las partes que si me llamo la atencion pero que no dejo eco en mi vida inmediatamente fue cuando a Hillary Swank le estaban curando las llagas que le dejaba el hecho de no poder moverse de su cama. La escena es algo dolorosa. Una mujer que logro tanto y que se vio sumida a esta suerte. No es una pelicula para los niños chicos.

Me parece que la vida hace que reflexionemos las cosas de una manera bastante peculiar. Un par de dias atras, estaba leyendo la Biblia (no soy muy religiosa pero si me gusta leerla de vez en cuando) y lei una parte en Hechos que me recordo la escena que le describi anteriormente..dice asi:

"Pedro, que andaba visitando a los hermanos, fue también a ver a los creyentes que vivían en Lida. Allí encontró a un hombre llamado Eneas, que desde hacía ocho años estaba en cama, paralítico. Pedro le dijo: - Eneas, Jesucristo te sana. Levántate y arregla tu cama" (Hechos 9: 32-34)

Levántate y arregla tu cama. Un acto tan común y menospreciado por mi antes, ya que era de esas que pensaba...para que la voy a arreglar si la voy a desarreglar después o simplemente no tengo tiempo para eso en las mañanas, tomo todo un nuevo significado.

Ahora cada mañana, me levanto y arreglo mi cama, y digo algo tan simple como esto: "Señor, te doy gracias por darme la oportunidad de arreglar mi cama hoy". Gracias a Dios, tengo dos piernas fuertes que me ayudan a caminar a donde quiero, a bailar aunque pareciese que tuviese dos pies izquierdos, a correr, a saltar. Es una gran bendicion que para todos nosotros es tan común y corriente que pasa desapercibido.

Cuando estaba adolescente odiaba mis piernas (Gracias a Dios el tiempo hizo bien su trabajo) y mi mamá cansada de mi quejadera me dijo un dia acariciandomelas: "Tal vez no te gusten pero son tus piernas, las que te hacen caminar, son tuyas hijas, son tus piernas y debes estar muy agradecida" Claro que me llego el mensaje pero mis hormonas de adolescente acabaron por enterrar ese mensaje tan valioso.

Desearia que todo el mundo se diera cuenta de la importancia de cosas tan pequeñas como arreglar su cama. No importa si se es católico o budista o taoista o ateo o de la cientologia (o como se escriba), lo importante es que debemos estar felices porque todos los dias tenemos la oportunidad de levantarnos sin ayuda y arreglar nuestra cama en señal de agradecimiento. No importa si esa señal de agradecimiento se la esten dando en todo caso a la vida.

2 comentarios:

Ch@n dijo...

Me parece muy buena la reflexión. A veces nos las pasamos quejándonos sin saber el verdadero significado de las cosas y de lo que Dios tiene preparado para nosotros. Muy buena analogía, como logras sacar provecho de una película y tal comparación. Que imaginación, amiga.

Lukannon dijo...

Me encanto leer tu blog sabes , tengo un proyecto muy parecido al tuyo, espero pronto lo puedas leer, un saludo desde peru

yANNICK