jueves, junio 01, 2006

Mujer, Belleza y Sufrimiento

Tomando en cuenta de que el día 0 de mi viaje fue el Jueves que llegamos, el día 1 fue precisamente el día siguiente, el Viernes (día de la boda). Ese día, me la pase siguiendo el extreme-make over que había iniciado el jueves en mi Panamá antes de tomar el avión

Antes de seguir necesito hacer una denuncia no se si al cielo, a la sociedad, a los hombres o a las demás mujeres. Porqué la belleza tiene que ser tan dolorosa y a la vez tan costosa????? Ni siquiera mi extreme make over tiene que ver con el show de TV en donde te ponen una cara nueva muy al estilo de Face off con Nicolas Cage y John Travolta. Digo, no poseo tanto dinero. Además no quisiera tener que cambiar todos mis documentos (pasaporte y cedula incluida) por mi nueva cara. Seria muy engorroso hacer esas filas nuevamente. O cuando mi madre me presente a alguna conocida que no ha visto en 10 años, con la clásica: Mira aquí esta mi hija. Ya termino la universidad bla bla bla bla bla bla,,,mientras te quedas alli sonriendo como perrito amaestrado. Como dice mi hermano, solo les faltan decir: Mira los trucos que hace! Hazte el muertito, da la pata, ahora salta dos metros, da tres volteretas en el aire, un split y aterriza de cabeza en un vasito de agua. En el común de los casos las conocidas responden con el: Oh! Que grande esta! Te acuerdas de mi?? Yo te vi cuando eras asii pequeñita y te hacen una seña de cómo si te hubiesen conocido en tamaño feto. Eres igualita a tu mamá o a tu papá o a tu tía segunda esposa del primo de tu mamá.

Ahora imagínense como sería después de pasar el extreme make over. La susodicha quedaría perpleja, mirándote fijamente, tratando de averiguar porque tienes una cara parecida a Nicolas Cage. En todo caso, igual te dirán que te pareces a tu mamá o a tu papá. Pensando para sus adentros que seguramente fuiste un gol.

Mi extreme makeover suele ser un poco mas superficial. El día jueves tuve como primera parada el SPA del hotel Decapolis para hacerme un facial. Cuesta entre 35 o 40 dólares. Te tratan como una diosa. No tengo queja alguna. He visto varios Spas de Hoteles pero el que se llevan los premios definitivamente son el Gamboa y el Decapolis. Ahora bien. Todo fue super lindo excepto cuando me hicieron la limpieza. Me sentí como victima de alguna tortura de la Inquisición pero en un hotel 5 estrellas. ¿Estas comoda? Que bien! Y luego chaz chaz chaz van pellizcándote la cara como si quisieran quitarte la piel. Yo tire la toalla. Le dije a la señora: Yaaa dejémoslo así. Digo, si me quedo el cutis mucho mejor pero a que costo. Se podría decir que si alguna vez alguien le gusta mi cutis, bien merecido lo tengo. Me lo he ganado literalmente con sufrimiento.

Segunda parada: Clínica de los Pies. Queda en un edificio anaranjado justo a lado del Super 99 de Via Porras. Tiene un letrero en grande que dice Clínica de los Pies en el quinto piso. Si no tienes ninguna anormalidad piesistica, te arreglan tus adoloridos y pobres pies por 20 dólares. Ojo, no es un lugar donde te hacen el pedicure. Allí te sacan todos los espíritus chocarreros que habitan en tus pies productos de esos odiosos zapatos de tacón alto que tuviste que usar durante todo el día sin la menor contemplación. Te dejan tus pies como cuando viniste al mundo. Son una maravilla. Hubiese sido todo perfecto si no me hubiese dado inicios de resfriado. Comenzó el malestar impertinentemente en medio de la sesión. Pero ya estaba allí, tenía que pagar los 20 dólares, así que aguante como hace toda mujer que se respete: aguante como hombrecito.

Tercera Parada: La farmacia del Super 99. Realmente la tercera parada iba a ser el salón de belleza para que me aplacaran el afro con un blower pero el resfriado me agarro desprevenida así que compre unas pastillas. Le dije a la farmacéutica que necesitaba pastillas para resfriado urgentemente. No se si habrá sido que estornude desesperadamente dos veces o que tenia los ojos llorosos por el bendito resfriado que la chica me respondió: Oh, es para usted??
- Eh si son para mi.
- Aquí están estas que son buenísimas pero dan sueño. Me imagino que se va a su casa directo.
- No, realmente en dos horas y media tengo que estar en el aeropuerto
- Oh, ya veo..bueno igual..son buenas. Mi tía siempre se enferma cuando va a viajar.
- Si eso suele suceder. Achuuuu..tenga el dinero gracias!

Puedo decir que no me gusta el Super 99 pero la farmacéutica fue muy gentil.

Cuarta Parada y Quinta Parada: Trabajo de mi madre y Aeropuerto. Llegue con los ojos rojos, la nariz destrozada y con ganas de tirarme al piso y echarme al dormir. Lo único que me despertó fue el viajecito que hice en el taxi que fue casi como tirarse en paracaídas sin paracaídas. Pero ese forma parte de otro tema.

Gracias a Dios, la mama de mi novio me hizo reservaciones en el salón de belleza que ellos siempre utilizan. Llegue a Ecuador a las 10:00 de la noche así que la segunda fase del Extreme Makeover quedo para el día siguiente.

Primera Parada: Comprarme Zapatos. Personalmente odio los zapatos de tacón alto. Yo soy de por si, muy alta, y uso un pequeño tacón de apenas 3 centímetros y ya se nota una diferencia. Por tal motivo, casi todos mis zapatos son de tacón casi nulo y los de trabajo son de esos que tienen el tacón mediano. Nada de tacón de agujas tipo Viernes 13. Pero no, a mi novio le gusto unos zapatos de tacón sacados de Se que Hicieron el Verano Pasado. Así que esos compre. No sabiendo bien como iba a caminar con esos pero los compre.

Segunda Parada: Salón de Belleza. Blower, manicure y paticure. Ahora si estaba completa. No mencione otra etapa dolorosa del extreme make over personal de toda chica que es la depilación. Imagínense que agarran una pinza y se arrancan un vellito de la pierna..mmm rico no? Bueno tengo esta maquinita Phillips que hace exactamente eso. Pero te arranca como 10 vellitos a la vez, y te duele 10 veces igual. Al final para las que tenemos la piel super sensible reactiva a todo y no tenemos el dinero para pagarnos una depilación láser es la única solución. Como dicen por allí…todo por la patria.

En la noche me puse mi lindo vestido y mis zapatos de película de terror. No es porque soy yo, pero me veía .como una modelo…como una muy muy muy muy alta modelo. De hecho, no pude levantarme en toda la noche porque me dolían los pies, me tambaleaba tontamente porque no estoy acostumbrada a usar zancos. Solo me levante para cuando se casaron los amigos, y para cuando tuve que ir al baño.

Al regresar a casa, me despoje de todo el disfraz y me puse mi pijama de Bob Esponja. Valió la pena el sufrimiento?? Se puede decir que si. Hay que estar presentables en esta vida. Pero esto me hace pensar en los difícil de ser mujer. Un hombre no necesita tantos condimentos. Baño: ok, vestido: ok, dame el gel, perfume listo! Incluso muchas veces esas cicatrices estratégicamente puestas los hacen ver sexy. Mi madre me ha dicho que las mujeres estamos diseñadas para aguantar dolor. Y creo que esta en todo lo correcto. No me imagino a un hombre aguantando los cólicos mensuales, ni dando a luz y mucho menos depilándose cada vellito de su piel con una depiladora Phillips. Las mujeres si, tenemos menos fortaleza muscular eso es verídico. Pero nuestro cuerpo es más resistente. Es conocido que las mujeres en promedio vivimos 5 años mas que los hombres.

Obviamente, el único culpable aquí es la serpiente. Si, esa maldita que nos hizo comer el fruto prohibido e hizo que Dios nos sacara del paraíso, haciendo que las mujeres tengamos todo tipo de sufrimientos para expiar nuestro pecado. En la Biblia solo mencionan los dolores de parto, pero no los otros dolores que sufrimos a diario: faciales, depilaciones, interminables horas de ejercicio (que no hago), dietas (que no hago), tacones de terror, etc etc etc.

Por lo tanto, propongo que todas las mujeres nos unamos y hagamos una asociación para linchar las serpientes del mundo. Es la única solución viable que veo para efectuar nuestra venganza..Por lo menos, eso es mejor que solucionar las cosas a la francesa: Cero depilación, cero dolor, todo al natural. Pero creo que actualmente hay suficiente contaminación visual en el mundo como para tener que ver a una mujer con medio metro de vellos debajo de su axila.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanto tu articulo, estoy totalmente de acuerdo contigo, pero ya no podemos hechar para atras años de avances tecnologico en beneficio de la belleza. Al fin y al cabo somos mujeres y por ende somos vanidosas jejeje.

Alix

Indra dijo...

Me pareció muy chistoso tu post. Yo no soy la reina de los salones de belleza, pero siempre me hago los pies y me depilo axilas y bikini, porque no aguanto verme en el espejo llena de pelos y con el pié horrible. Creo que una mujer depilada, con pies lindos y limpios y ropa interior bonita, se siente más sexy y lista para cualquier cosa, no?